Home / Soluciones / Soluciones de iluminación / Deportes a cubierto

Deportes a cubierto

  • Indoor Sport
  • Indoor Sport
  • Indoor Sport

Crear el entorno adecuado

La iluminación deportiva exige un meticuloso análisis de la visibilidad desde dos perspectivas distintas, para los deportistas se trata de ver claramente por lo que debe proporcionar un área segura en la que puedan demostrar sus habilidades y, para los espectadores, entre los que puede haber cámaras, se trata también de poder ver claramente pero con el objetivo de disfrutar del espectáculo. Por lo tanto ambos grupos necesitan ver con claridad pero desde dos perspectivas distintas, creándose dos escenarios visuales únicos y dos conjuntos de necesidades.

Cada deporte tiene diferentes requisitos que vienen dictados por la velocidad del juego, el tamaño del objetivo, el tamaño y el tipo de la zona de juego, la distancia de visión, etc. y los organismos reguladores de cada deporte concreto establecerá una serie de criterios para abordar todos estos aspectos. En la norma europea EN 12193:2007 Luz e iluminación - Iluminación para deportes se ofrece un buen resumen de estos requisitos y en el documento CIE 169:2005 Normas prácticas de diseño para la iluminación de acontecimientos deportivos para televisión y filmación a color se proporciona valiosa información para las retransmisiones deportivas en grandes estadios.

Una buena reproducción del color es esencial para diferenciar entre los deportistas o los equipos que compiten y, en muchos deportes, se usa el color y el contraste cromático para mejorar la visibilidad del equipo deportivo o diferenciar distintos aspectos de la zona o el objetivo del juego.

Mejor práctica

Para aquellos deportes en los que hay un objetivo que se mueve con rapidez, especialmente si dicho objetivo es también pequeño, se debe tener cuidado de garantizar que no se produzca ningún efecto estroboscópico por el parpadeo de las lámparas. Esto puede hacer que el objetivo parezca moverse de forma discontinua dificultando el juego y creando un posible riesgo para la salud debido a la dificultad de hacer un seguimiento visual de dicho objetivo.

Se debe elegir un equipo de iluminación teniendo en cuenta las condiciones medioambientales, especialmente la posibilidad de que reciba algún golpe con el equipo deportivo. Es necesario garantizar que la luminaria sea a prueba de las condiciones más onerosas pensando tanto en la fuerza de cualquier impacto como en el tamaño del objeto que pueda golpearla. Lo ideal son unas luminarias con una forma y un montaje que reduzca al mínimo el riesgo de que equipos deportivos, como pueden ser las pelotas, se queden atrapados detrás o dentro de ellas.

Se debe prestar atención a las distintas opciones de montaje de las luminarias. El diseño estructural de las instalaciones deportivas puede imponer restricciones tanto sobre la colocación de las luminarias como sobre su peso, ya que las estructuras tienen una capacidad de carga limitada. Puesto que muchos deportes también imponen restricciones sobre la colocación de las luminarias con respecto a la zona de juego para minimizar el deslumbramiento y la distracción, esto es algo que exige un cuidadoso diseño.

Asumir el control

Los mandos de iluminación deben permitir el cambio de los niveles luminosos a través de escenarios predeterminados para los distintos niveles de competición, por ejemplo, entrenamientos, deportes para aficionados, ligas regionales y torneos nacionales e internacionales, además de acontecimientos televisados y no televisados.

En los polideportivos la iluminación debe permitir la creación de escenarios según el deporte que se practique, ya que la colocación de las luminarias puede ser crítica para muchos deportes, por ejemplo, aquellos en los que los participantes tienen que mirar directamente hacia arriba.

El uso de controles de ausencia en muchas zonas puede resultar beneficioso pero debe utilizarse con cuidado en pabellones grandes y polideportivos ya que la iluminación en zonas colindantes puede crear un fondo oscuro, reducir la visibilidad de la pelota, el volante, etc. mientras se halla en el aire.

← Back to overview