Home / Soluciones / Soluciones de iluminación / Establecimientos minoristas

Establecimientos minoristas

  • Retail
  • Retail
  • Retail

Crear el entorno adecuado

En el entorno minorista se trata de crear unos espacios atractivos en los que se puedan mostrar los productos de tal manera que a los clientes les parezcan atractivos. Los espacios comerciales suelen estar dirigidos a un tipo de cliente específico y el diseño y la iluminación del área y del producto vendido debe ser reflejo de ello, en las mayores cadenas minoristas también debe mostrar su estilo e imagen corporativas. La experiencia de cliente debe comenzar con un escaparate que llame la atención, pasar por una entrada acogedora hasta un interior interesante o fascinante, según las características de los clientes, que incluya unos productos bien presentados y unos dependientes amables y accesibles que les ayuden con el proceso de elección y compra de productos, para finalizar con el cliente satisfecho con toda esta experiencia y listo para volver en el futuro. La iluminación correcta que crea el entorno adecuado para el cliente es una parte central de este proceso.

Mejores prácticas

Las normas para la iluminación de los establecimientos minoristas son más bien escasas. En la norma europea EN 12464-1:2011 sobre luz e iluminación - Iluminación de los lugares de trabajo Parte 1: lugares de trabajo en interiores se ofrecen recomendaciones para los puntos clave de una tienda pero no se proporciona asesoramiento sobre muchos aspectos de la iluminación minorista.

La iluminación debe ser una guía que dirija al cliente a los lugares clave. La iluminación debe disponerse a capas con un alumbrado general que proporcione un nivel de luz de fondo que permita el movimiento seguro y orientación, iluminación de relieve que se usa para destacar los productos pero también crea ambiente, y la iluminación decorativa que dirige la vista a los puntos de interés especial como los productos más importantes. Así que en el contexto de una tienda, la iluminación general garantizaría una luz adecuada en las áreas de circulación, la iluminación de relieve aumentaría la luminosidad sobre los productos para mostrar los artículos de la tienda, y la iluminación decorativa destacaría las promociones y los productos clave en expositores especiales. Es importante limitar el número de puntos decorativos o centrales, de lo contrario el mensaje principal se perdería en el desorden visual de productos destacados compitiendo por llamar la atención. También es necesario decidir cuántos puntos de iluminación de relieve se deberían utilizar para destacar un producto. Para realzar sutilmente un producto, este debe iluminarse a un nivel aproximadamente cinco veces superior al de la luz de fondo. Para destacarlo moderadamente debe elevarse a quince veces, para darle un gran énfasis se necesita treinta veces más y para un efecto dramático, cincuenta veces más. Sin embargo esto debe utilizarse como parte de un diseño coherente y se debe tener cuidado para conservar el equilibrio general de la luminosidad en la escena. Los puntos de atención al cliente, como las cajas y los mostradores de asistencia también deben ponerse de relieve para ayudar a orientar al cliente.

Una parte menos visible de la promoción comercial de una tienda es el aspecto de sus empleados. Es importante garantizar que la iluminación de las personas les haga parecer cordiales y que su lenguaje corporal se pueda ver claramente para dar una imagen de afabilidad y cercanía. En la norma EN 12464-1:2011 se incluyen recomendaciones sobre iluminación cilíndrica para garantizar un buen alumbrado vertical, 150 lx a 1,2 m de altura. También se habla sobre el índice de modelado, la relación entre el flujo vertical y horizontal de luz, para lograr el equilibrio correcto entre luces y sombras, y se indica los valores recomendados.

Asumir el control

En la iluminación de los establecimientos minoristas se considera que una tienda se despierta lentamente por las mañanas con la llegada de los empleados y la realización de todos los procesos rutinarios antes de la apertura del establecimiento a los clientes. Cuando la tienda se cierra es necesario limpiar y reponer existencias antes de que los empleados se vayan al finalizar la jornada. Por tanto la iluminación debe reflejar esto estableciendo los distintos escenarios con facilidad y permitiendo la activación de la iluminación adecuada en cada momento del día.

Como muchas áreas minoristas utilizan unos niveles más altos de iluminación para llamar la atención de los clientes, y por tanto se instala una mayot potencia luminosa, es importante que las luminarias y las lámparas sean eficientes con electrónica moderna que permita su regulación. Se debe prestar atención al uso de la regulación vinculada al establecimiento de un escenario dinámico para crear áreas de movimiento de luz, creando más espacios estimulantes que ayuden a retener el interés de los clientes.

En las zonas administrativas se puede utilizar la detección de presencia para evitar la activación de luces innecesarias en lugares vacíos.

Los productos clave de esta aplicación son los siguientes:

← Back to overview