Home / Soluciones / Soluciones de iluminación / Carreteras y túneles

Carreteras y túneles

  • Road and Tunnel
  • Road and Tunnel
  • Road and Tunnel

Crear el entorno adecuado

A la hora de iluminar las rutas de tráfico, lo más importante es la seguridad y el confort, especialmente en zonas conflictivas donde confluya el tráfico, este se vea comprimido o cambie de dirección o en secciones de carretera abierta donde se circule a alta velocidad.

Para garantizar la seguridad en secciones de carretera abierta es necesario prestar atención a la visibilidad en unas distancias relativamente largas, normalmente de 30 metros o más, para tener en cuenta las altas velocidades del tráfico que pueden existir. Para lograrlo a unos niveles de iluminación subóptimos para nuestro ojo se necesita un método diferente de alumbrado que consiste en iluminar la superficie de la carretera haciendo que los objetos aparezcan en silueta frente a la superficie brillante. Pero donde se prevea unas velocidades inferiores y los objetos estén más cerca, como en zonas conflictivas o túneles, esto ya no funciona porque la superficie de la carretera puede estar visualmente por debajo del contorno del objeto evitando que parezca como una silueta, por lo tanto es necesario iluminar los propios objetos en contraposición a la superficie de la carretera. Estos cambios en los requisitos se ven reflejados en los criterios de diseño, la luminancia para las rutas de tráfico y la iluminancia para zonas conflictivas y túneles.

En Europa los requisitos de iluminación para carreteras se recogen en la norma EN 13201 sobre alumbrado en carretera. Este documento consta de varias partes y describe cómo decidir la clase relevante de carretera y después los requisitos de iluminación que esta exige. Los requisitos de iluminación para túneles se recogen en el documento CR 14380 Aplicaciones de iluminación - alumbrado de túneles. No obstante este documento es un informe, no una norma y debe usarse junto con las prácticas locales.

Mejor práctica

Las luminarias deben ser adecuadas para las condiciones climatológicas locales. En zonas abiertas lo ideal es que las luminarias tengan una forma y un montaje que reduzcan al mínimo la resistencia aerodinámica, que es el efecto del viento que ocasiona tensión sobre la luminaria y todo su equipo de montaje. Todos los soportes, columnas, etc. deben ser capaces de soportar la resistencia aerodinámica con la que puedan encontrarse. En espacios cerrados como túneles la luminaria debe ser capaz de soportar el impacto mecánico ocasionado por posibles vibraciones casi continuas así como la mala calidad del aire que puede contener contaminantes corrosivos.

La colocación de las luminarias deben proporcionar la máxima orientación sobre la geometría de la carretera, aportando una historia visual coherente al usuario de la carretera. Se debe garantizar que algo de luz se filtre detrás de los bordes de la carretera para permitir la visibilidad de los objetos fuera de la calzada que puedan suponer un peligro, pero esto es algo que debe controlarse para evitar un exceso de luz intrusa.

La iluminación en los túneles debe proporcionar una cómoda transición entre la entrada, el interior del túnel y las zonas de salida que permita ajustar la vista a los distintos niveles de luz ambiental. Todas las superficies del túnel deben iluminarse para garantizar un tránsito cómodo y seguro a través del espacio.

Tanto en carreteras como en túneles se debe tener cuidado para evitar distracciones ocasionadas por el parpadeo del brillo de las lámparas pasando de forma periódica a través del campo de visión (el parabrisas del coche). Esto puede tener un efecto similar a la atenuación y aumento de una luz estacionaria como respuesta al suministro eléctrico.

Asumir el control

El uso de interruptores de célula fotoeléctrica que reaccionan ante los niveles de luz natural o el encendido/apagado mediante un temporizador garantiza la luz correcta en el momento adecuado. La regulación de la iluminación en las horas de baja utilización, como el uso de regulación bipotencia para reducir el alumbrado durante las primeras horas del día, disminuye considerablemente el consumo energético. Además un sistema de control de la iluminación más avanzado puede permitir fijar los niveles de luz según los requisitos de cada situación, como aumentar el alumbrado en caso de un accidente o de atasco de tráfico a la vez que se puede supervisar centralmente la iluminación para garantizar una gestión de la luz máxima con un mantenimiento óptimo.

Una instrumentación de control de alta eficiencia que reduce al mínimo las pérdidas eléctricas, especialmente para las lámparas de mayor potencia, ayuda a aumentar la eficiencia energética, mientras que el uso de una óptica de alta calidad para controlar la iluminación ayuda a reducir la luz residual que cae fuera del área objetivo.

Productos clave

Alumbrado de carreteras

  • Isaro
  • Isaro LED

Iluminación de túneles

  • GTLED
← Back to overview