Home / Soluciones / Soluciones de iluminación / Zonas de tránsito y aparcamientos

Zonas de tránsito y aparcamientos

  • Transit Areas & Car Parks
  • Transit Areas & Car Parks
  • Transit Areas & Car Parks

Crear el entorno adecuado

La iluminación de zonas de tránsito y aparcamientos debe abordar dos cuestiones clave

  • La seguridad: los requisitos para que los peatones y el transporte motorizado se mueva de forma segura. Esto exige una cuidadosa reflexión ya que el transporte motorizado puede variar en tamaño desde una motocicleta a un camión articulado con remolque.
  • Seguridad percibida: lo segura que se siente la gente moviéndose por el espacio. Esto no está siempre relacionado con la seguridad real sino con el ambiente de la zona, la diferencia entre «¿Estoy seguro?» y «¿Me siento seguro?».

Pueden surgir otras preocupaciones distintas entre los diferentes tipos de aparcamiento, por ejemplo:

  • Interiores o exteriores: unas superficies iluminadas en un aparcamiento interior ayudarán a crear un ambiente más agradable en comparación con un aparcamiento exterior. No obstante la iluminación debe situarse de tal forma que se destaquen las rampas de acceso a los pisos superiores e inferiores así como los elementos estructurales, por ejemplo, columnas y vigas. Un aparcamiento exterior grande necesitará unas columnas de iluminación que deben colocarse con cuidado para reducir el riesgo de colisión con los vehículos. En los aparcamientos interiores se debe prestar especial atención a los puntos de entrada y salida para reducir el riesgo de colisión con los peatones. Además, en todos los aparcamientos se debe tener un cuidado especial en la salida, donde los vehículos pueden estar parados a la espera de unirse a una carretera, ya que esta es una zona en la que puede haber un mayor riesgo de que se cometan delitos.
  • Gratuito o de pago: los aparcamientos que exigen el pago antes de salir tienen unos requisitos clave adicionales. En los cajeros de pago donde se utiliza dinero o tarjetas de crédito existe una mayor vulnerabilidad de atraco, así como en las barreras de salida donde el vehículo debe parar y abrir, aunque solo sea una ventanilla, para introducir el billete o la llave en un código de acceso para que se abra la barrera.

En Europa los requisitos de iluminación para áreas de tránsito y aparcamientos se recogen en los documentos EN 12464-1 Iluminación para lugares de trabajo en interiores y EN 12464-2 Iluminación para lugares de trabajo en exteriores.

Mejor práctica

En las zonas de tránsito y los aparcamientos exteriores la iluminación suele proceder de columnas. Estas deben colocarse de tal manera que supongan el menor riesgo posible para los vehículos. Se debe usar más puntos de iluminación de menor potencia en lugar de un menos luminarias de mayor potencia, especialmente en aquellas áreas donde haya vehículos más grandes como autobuses o camiones para reducir la proyección de sombras muy oscuras por parte de los vehículos estacionados. La iluminación debe ayudar a definir la geometría del espacio y dar orientación, destacando los puntos de entrada y salida y los límites del área. La iluminación debe prestar especial atención a zonas como las dedicadas a familias y discapacitados donde es posible que haya peatones con movilidad reducida o menos predecible.

La iluminación de los aparcamientos interiores se centra principalmente en los techos y las paredes. Los aparcamientos interiores suelen ser más compactos y tener más tráfico por lo que la iluminación debe orientar claramente sobre su distribución, especialmente la localización de las rampas, los accesos peatonales de cada planta y los puntos de pago. Se debe prestar atención a la utilización de luminarias montadas en la pared para garantizar que la visibilidad no se vea afectada por los vehículos aparcados durante las horas de mayor tráfico. Parte de la luz debe dirigirse a las paredes y al techo para evitar la sensación de oscuridad que podría reducir el sentimiento de seguridad. Se deben utilizar luces y señales de emergencia para orientar en caso de que haya un corte del suministro eléctrico.

Asumir el control

El uso de controles de célula fotoeléctrica que reaccionan ante los niveles de luz natural en zonas de tránsito y aparcamientos tanto exteriores como interiores puede garantizar el nivel correcto de iluminación en el momento adecuado usando el mínimo suministro eléctrico. La regulación de la iluminación durante las horas de menos uso también puede reducir considerablemente el consumo energético, por ejemplo, a través de la regulación bipotencia disponible en muchas lámparas de Thorn para exteriores.

En edificios y áreas exteriores es importante controlar la luz intrusa, evitando que la luz pase a zonas colindantes o se proyecte hacia el cielo. El uso de luminarias asimétricas que eliminan la necesidad de inclinar la luminaria, o luminarias, con un estricto control óptico, puede aumentar al máximo la cantidad de luz útil generada por la luminaria.

El uso de lámparas de larga duración y alta eficiencia ayudará a minimizar los costes fijos de mantenimiento a la vez que se reduce también la energía eléctrica necesaria para lograr los niveles de iluminación necesarios.

← Back to overview